Compliance

  • Estudio y análisis de información relativa a la actividad de la empresa y estructura societaria.

  • Estudio, identificación y evaluación del riesgo, analizando las posibles conductas delictivas que se pudieran cometer, de acuerdo con la actividad de la empresa. Elaboración de Mapa legal de Riesgos Penales.

  • Asesoramiento Jurídico Técnico para la designación del Compliance Officer.

  • Elaboración de un Código de Conducta.

  • Elaboración de un Canal de Denuncia.

  • Elaboración de las medidas y controles para la Prevención de Delitos.

  • Elaboración del plan de formación, comunicación y difusión del Manual de Prevención de Delitos.

  • Establecimiento de un sistema disciplinario que sancione adecuadamente el incumplimiento de las medidas que establezca el modelo.

  • Elaboración de un plan de actualización y seguimiento.

  • Las anteriores acciones están encaminadas a la creación de un Modelo de prevención de delitos, obligatorio desde la entrada en vigor de la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre de reforma del código  Código penal. Desde JUAREZ & ASOCIADOS entendemos necesaria la llevanza de las anteriores acciones y por ende la tenencia de un Manual de Prevención de Delitos eficaz, por todas las empresas, no sólo por ser obligatorio para conseguir la exención de la responsabilidad penal de la empresa y las correspondientes sanciones económicas, sino porque debido a su obligatoriedad, las Administraciones Públicas, así como las grandes y medianas empresas exigirán su tenencia y cumplimiento para contratar con otras empresas y Pymes. La citada reforma prevé lo siguiente:

  • La imputación de la responsabilidad penal de las personas jurídicas en los supuestos de delitos cometidos  en nombre de estas, y en su beneficio directo o indirecto, por sus representantes legales o por aquellos que estén autorizados para tomar decisiones en su nombre u ostenten facultades de organización y control, así como de los delitos cometidos por quienes estando sometidos (empleados y terceros  entre otros) al control de los anteriores (representantes legales, directivos responsables de departamento entre otros), han podido realizar los hechos delictivos por haberse incumplido por estos los deberes de control, supervisión y vigilancia  de su actividad.

  • La exención de la responsabilidad penal de la persona jurídica, si antes de la comisión de del delito, adoptó y ejecutó eficazmente un modelo de organización y gestión (Modelo de Prevención de Delitos)  adecuado para prevenir delitos o reducir de forma significativa el riesgo de su comisión.

  • El Código Penal exige los requisitos que ha de contener el mencionado Modelo de Prevención de Delitos, siendo estos los siguientes:

  • Identificación –due diligence– de las actividades en cuyo ámbito puedan ser cometidos los delitos que deben ser prevenidos. (Mapa de Riesgos)

Sanciones o consecuencias del incumplimiento:

  •  Multa por cuotas o proporcional.

  • Disolución de la persona jurídica. La disolución producirá la pérdida definitiva de su personalidad jurídica, así como la de su capacidad de actuar de cualquier modo en el tráfico jurídico, o llevar a cabo cualquier clase de actividad, aunque sea lícita.

  • Suspensión de sus actividades por un plazo que no podrá exceder de cinco años.

  • Clausura de sus locales y establecimientos por un plazo que no podrá exceder de cinco años.

  • Prohibición de realizar en el futuro las actividades en cuyo ejercicio se haya cometido, favorecido o encubierto el delito. Esta prohibición podrá ser temporal o definitiva. Si fuere temporal, el plazo no podrá exceder de quince años.

  • Inhabilitación para obtener subvenciones y ayudas públicas, para contratar con el sector público y para gozar de beneficios e incentivos fiscales o de la Seguridad Social, por un plazo que no podrá exceder de quince años.

  • Intervención judicial para salvaguardar los derechos de los trabajadores o de los acreedores por el tiempo que se estime necesario, que no podrá exceder de cinco años.